El Frente Progresista Firmat y su viejo vicio de no acatar la voluntad popular

con No hay comentarios

La renuncia del edil perteneciente al Partido Socialista dentro del Frente Progresista Cívivo y Social, marca un nuevo mojón oscuro, para un cerrado y selecto grupo de dirigentes partidarios que parecen mofarse de la voluntad popular y repartirse los cargos electivos a conveniencia.

En este caso el PS, quedará sin representantes propios en el Concejo de Firmat, puesto que quién ingresa en lugar de Escalante, pertenece al Partido Demócrata Progresista que comanda el Diputado Gabriel Real en la ciudad de Firmat. Mas allá de que la renuncia se produce “por motivos particulares”, según adujo el propio Escalante, estas artimañas por parte de quienes conducen los destinos del municipio desde hace 18 años, no son desconocidas por la sociedad firmatense y fueron ejecutadas “quirúrgicamente”, para asegurarse o retener bancas en el Concejo Deliberante.

Esta práctica denota una total falta de coherencia entre lo que se dice (la supuesta “transparencia” a rajatabla, el respecto estricto a lo institucional) y lo que se hace en la realidad de la práctica política, no es transparente poner a encabezar listas a candidatos “testimoniales”, a sabiendas de que en el corto plazo (y sin asumir la mayoría), ya tienen asegurado un “conchabo”, en alguna dependencia provincial, nodal o municipal. No se respeta la institucionalidad, cuando se toma a los Concejales como jugadores de un equipo de Voleyball, que van rotando y cambiando según convenga en la correlación de poder o cuando se necesite pagar favores políticos dando mayor participación, por razones estratégicas, a los distintos partidos que integran el FPCyS.

Sin dudas, lo mas violento de esta practica es el profundo desprecio que muestran por la voluntad popular y -en un sentido mas restricto- hacia la voluntad de los votantes que depositan su confianza en ellos. En un breve e incompleto repaso, podemos observar que en el año 2005, el ent6onces electo Concejal Leonel Maximino (hoy Intendente de la ciudad), renunció a su lugar en el Concejo para pasar a desempeñarse como Secretario de Gobierno de Carlos Torres. En el año 2011 arranca para el FPCyS de Firmat, el festival de “candidatos testimoniales”, utilizando nombres fuertes de la política local (que ya habían ocupado y ocupaban cargos en el municipio), para asegurarse el voto del electorado. Posteriormente a la elección, quienes eran ungidos, declinaban su cargo en beneficio de quien les seguía en la lista para seguir desempeñándose en el cargo que ocupaban anteriormente a la elección o para obtener un “ascenso”, al Nodo Venado Tuerto, o el premio mayor, una Subsecretaría provincial.

De hecho, es tan repetida, está tan a la vista esta particular y artera “trapizonda” política instaurada por el partido gobernante en Firmat, que la pregunta obligada para el primer candidato  a Concejal en las ultimas elecciones fue: ¿Claudio Garziera es un candidato testimonial?. Ante la consulta, el hoy electo edil por el FPCyS, repitió como un mantra”voy a asumir y a cumplir con mi mandato”, misma promesa que hiciera 6 años antes el mismo Garziera y 2 años antes Carlos Torres.

En efecto, Claudio Garziera, electo en el año 2011 y Carlos Torres en el año 2015, siguieron esta senda, que al ser  repetida, se convierte claramente en un sistema. Con la renuncia de José Escalante (mas allá de las aducidas razones personales). el FPCyS firmatense, vuelve a tomarle el pelo a la sociedad toda y deja un mensaje subliminal en línea con las practicas y el pensamiento del Gobierno Nacional (a quién el propio Intendente Maximino dijo representar en sobradas oportunidades): “los que gobernamos, somos nosotros y hacemos lo que queremos”.

santa fe al sur escalante

Dejar un comentario